Translate

lunes, 8 de julio de 2013

LECCIONES DE FÍSICA Y QUÍMICA PARA CAPITAL HUMANO (LA ENERGÍA).

Comenzaré con una frase: "Todo es energía y esa energía influye en los individuos y en los equipos de igual manera". 

A partir de este momento, os descubriré algo de lo que nunca se ha hablado hasta ahora, pero que lleva influyendo en los seres humanos desde nuestro nacimiento como especie.

No es un secreto que las grandes corporaciones, no solo las orientales, invierten hasta un 30% de sus ingresos en crear espacios, donde la energía del entorno sea un aliado más a la hora de hacer crecer sus ventas y por ende sus beneficios. Lo que para algunos es simplemente imagen corporativa, estilo de marca, etc. para otros es algo tan sutil como la aplicación del "Feng Shui" en el mundo de los negocios. Este término chino puede sonar un tanto escandaloso para todos aquellos escépticos que recelen de todo lo que no sea tangible. Les parecerá mucho más acertado responder que todo obedece a una imagen de marca, diseñada por los departamentos de Marketing. Pero para ellos, tan solo decir que, en unos grandes almacenes no compramos ni elegimos los productos
libremente, sino que estamos "guiados", por la cadena de turno, para que lleguemos realmente a donde ella nos quiere llevar. Por medio de pasillos, más o menos atrayentes, mejor o peor iluminados, de colores más o menos vivos, e incluso, por medio de olores más o menos agradables; acabaremos en el lugar donde están los productos que el establecimiento prefiere que adquiramos. 

Pero esto no es algo que solo se circunscriba a los entornos o a los espacios, el "Feng Shui" está totalmente integrado en el ADN de una empresa. El área de marketing es el más influido. A la hora de, por ejemplo, diseñar el logotipo de una compañía, el equilibrio y armonía de las letras y de los números si los hubiera, de los colores, del diseño, etc.; pueden dar a la imagen de marca un giro de 180 grados y cambiar la percepción total que el consumidor tenga acerca de sus productos. No en vano, muchas grandes compañías han dado un gran salto cualitativo y cuantitativo, justo en el momento en que realizaron un cambio en la imagen de su "logo".


* * * * * * * * * * *

Todos hemos escuchado hasta la saciedad la famosa frase: "La energía ni se crea ni se destruye, solo se transforma"Nadie a estas alturas se atreve a contradecir esta máxima, que es la base donde se apoya la Física Moderna.

Por ello, todo lo que nos rodea se rige por esta ley indiscutible. Y nada queda excluido, ni tan siquiera algo que nos parece tan intocable como el mundo de los negocios.


En la Física la energía se define como "capacidad para realizar un trabajo". En Tecnología y Economía, el término se refiere a un "recurso natural".

No en vano, el Capital tampoco se crea ni se destruye, sino que tan solo cambia de dueño. Los recursos naturales pueden convertir a un país pobre en uno rico. La energía y el Capital están interrelacionados y se mueven en un mismo círculo.

Por ello, quien tenga la facultad de dominar esa energía, que es la llave que mueve el mundo, tendrá una ventaja competitiva frente al resto.

De esto, ya se han dado cuenta muchas grandes corporaciones y, es por ello, que ponen a trabajar todas las herramientas que tienen en su conocimiento para poder dominar el mundo.

Y el Feng Shui trata justamente de conseguir el equilibrio de la energía, en generar armonía en el entorno por medio del equilibrio del Qi (término chino para denominar a la energía).

Como lo que más interesa a las empresas es hacer crecer sus beneficios, se ha utilizado el "Feng Shui" exclusivamente en las áreas generadoras de negocio y que tienen un impacto económico directo en las cuentas de la compañía (aquellas en las que se puede obtener un rendimiento tangible). El área de Marketing y Ventas ha sido el primero, como ya se ha expuesto anteriormente. Muchos publicistas siguen ciertas tendencias o ponen en práctica ciertas prácticas, en muchos casos, sin saber siquiera que están haciendo "Feng Shui".

Con todo esto, no me estoy refiriendo, al hablar de "Feng Shui", a esa moda que hubo hace unos años, en la arquitectura y la decoración, que hablaba acerca de como decorar tu casa o negocio para tener una vida mejor.

Aquello era tan solo la pequeñísima punta de un gran iceberg. Lo que trataré de explicar tiene una magnitud mucho más amplia e importante.

Se puede decir que, la aplicación de esta filosofía y de su técnica, se encuentra actualmente tan solo en su primera fase o quizás, ni tan siquiera eso, y se encuentre aún en su fase piloto. No en vano, se ha aplicado al desarrollo del beneficio, que es lo que a los CEOs de las grandes corporaciones les ha interesado. Algunos, por desconocimiento y otros por puro egoísmo, no han pasado a otro estadio. Pero, como poco, existe una fase superior que es mucho más interesante y, a mi juicio, muchísimo más poderosa.

Y no es otra cosa que la aplicación de la técnica del "Feng Shui" a las personas, al Capital Humano. No a los mal llamados Recursos Humanos, porque un recurso acaba agotándose y el Capital, como ya hemos dicho, es inagotable.

Siempre hemos oído hablar que cuando una unión se rompe (una pareja, un equipo de trabajo, un grupo musical, deportivo, etc.) fue por culpa de la falta de química entre sus integrantes.

Con lo que lo más lógico sería que cuando se seleccionan personas, para integrar un proyecto o formar equipos, se tuvieran en cuenta los parámetros que influyen en esa química.

Pues bien, en los procesos de selección de personal, se consideran aspectos tan variados como: edad, estado civil, lugar de residencia, formación académica, experiencia laboral, etc. Se ha llegado en los últimos tiempos, a implantar el reclutamiento 2.0, es decir, que se toman en cuenta conceptos tales como huella y marca personal, todo aquel rastro que el candidato va dejando en internet. Se va más allá del simple "curriculum vitae". Pero hasta el momento, personalmente, no tengo conocimiento de ningún caso en el que se tengan en cuenta parámetros que aseguren que el candidato "examinado" tendrá buena química con los integrantes del equipo  de trabajo del que formará parte. Es más, nadie se plantea si la energía del nuevo candidato está en armonía con su nueva compañía. ¿Por qué un profesional es brillante en una compañía y se diluye completamente en otra y viceversa?.

Se seleccionan y reclutan los profesionales más brillantes del mercado, pero con eso no se asegura que el equipo sea una máquina perfecta y que esté listo para caminar inexorablemente hacia el éxito.

¿Por qué?.

Sencillo, porque si no hay equilibrio entre el profesional y la empresa y entre los integrantes de los equipos, todo fallará estrepitosamente.

El equilibrio emocional individuo-empresa y individuo-equipo está en juego y nadie, hasta el momento, se ha preocupado lo más mínimo de tenerlo en cuenta en los procesos de selección.

El Feng Shui, que como antes he dicho no es algo que sirva solo para decorar, se puede aplicar para crear el retrato robot de cada persona a nivel energético.


* * * * * * * * * * *

Hace años asistí a un seminario de Feng Shui avanzado, impartido por Hailiang Saebe, (Profesor de la Escuela Superior de Medicina Tradicional China en España y Maestro de Artes Orientales), donde nada más comenzar el seminario, todos lo asistentes pudimos comprobar mediante un sencillo, pero efectivo experimento, hasta que punto nuestras energías deciden por nosotros mismos.

Aunque el horario del seminario era el mismo para todos, cuando yo llegué ya había algunas personas en la sala y algunas otras llegaron después. Existían más butacas que participantes y cada cual se fue sentando donde mejor le pareció. Ya empezados los primeros instantes del seminario, terminaron de llegar los últimos participantes rezagados.

El maestro Hailiang nos dejó a todos atónitos cuando nos demostró con pruebas fehacientes que la disposición, aparentemente arbitraría, de cada uno de nosotros en la sala obedecía al resultado de la interacción de nuestras energías, quedando situados más cercanos, entre nosotros, los más afines y más separados los menos compatibles entre sí.

Posteriormente, nos dio las directrices y las formulas para poder calcular las personas más compatibles y menos compatibles de cada individuo.


* * * * * * * * * * *

Así pues, todo individuo tiene personas que le son totalmente compatibles y otras, por el contrario, totalmente incompatibles. Por el simple hecho que nuestras energías se repelen o se atraen.

¿No es hora de que en el momento de realizar un proceso de selección se tengan en cuenta estos parámetros?.

¿No saldría ganando el Capital Humano pero, al mismo tiempo, también el Capital Patrimonial, con equipos mucho más cohesionados, superiores rendimientos, mejores ambientes laborales y con una química de grupo perfecta, en suma?.

Reclutador: Si estás listo para dar un paso de calidad en los procesos de selección y quieres diferenciar tu servicio de la competencia...

Candidato: Si te interesa saber, antes de decir sí a un proyecto profesional, si te es propicia la energía de esa empresa y encontrarás una buena química de grupo... 

...Te invito a seguir leyendo los próximos post que publicaré próximamente (Reglas para asegurar una buena química), dando algunas de las claves más importantes sobre la física y la química aplicada al Capital Humano. Igualmente, puedes contactar conmigo para ampliar cualquier información al respecto.

Un saludo.

Sigue leyendo la continuación de este post en Reglas para asegurar una buena química.