Translate

lunes, 30 de diciembre de 2013

DEDICADO A MIS LÍDERES DE CARNE Y HUESO (SIN MORTADELA NI ZANAHORIA).

Seguramente este post, no será demasiado leído porque no trata de líderes famosos ni de personajes célebres, aunque habla de líderes indomables y que son un ejemplo para todos. Los líderes anónimos solo interesan cuando salen en TV.

Tampoco será un gran post porque lo estoy escribiendo de tirón. Hay cosas que salen así... y no hay que retocarlas. Los fallos son parte de la esencia humana.

Resulta que "En busca de la felicidad" es un film aclamado por la mayoría del público y de la crítica, que cuenta una historia real, de un personaje real, que llegó a "triunfar" en el mundo de los negocios pero que pasó un época de su vida, realmente negra. Su título en inglés (The pursuit of happiness) da un mayor significado a esa búsqueda con una connotación de persecución: La felicidad no se busca, se persigue.

En cualquier caso, es una historia que no te deja insensible ni mucho menos. Miles de historias como esa se viven a diario pero nadie se para a reparar en ellas.

Miles de héroes anónimos se enfrentan cada día a una de las pruebas de liderazgo más extremas que ha de vivir el ser humano: sobrevivir ese día sin pensar el siguiente. Sin ni siquiera perseguir la felicidad. Eso ya es para los afortunados y los "ricos señoritos"... para ellos amanece, que no es poco.

Hay un villancico humorístico que dice que estas navidades cambiará el jamón de Jabugo por mortadela y los langostinos por zanahorias.

Vaya pues mi homenaje a todos esos padres y madres de familia, a todos esos desheredados por un sistema feroz, que no tiene ninguna clemencia, y que en estos días poner en la mesa (porque ni siquiera la tienen) un plato de mortadela o de zanahorias en ya de por sí una auténtica quimera.

Líderes indiscutibles en tiempos de dificultad, que nos dan una lección cada día y que a pesar de todas la dificultades, habidas y por haber, siguen buscándose la vida (en el más profundo sentido de la palabra), porque, como digo, no persiguen la felicidad, sino la vida... que han perdido y que no la buscan debajo de la mesa del comedor porque, como ya he dicho, no tienen pues se la embargaron.

Toda la suerte del mundo en el nuevo año para todos ellos... y que todas aquellas circunstancias que les llevaron a estar como están... se vuelvan del revés y vuelvan a encontrar una vida... y puedan parar de buscarla. A ser posible, una vida mejor pues, con la que están llevando, bien se merecen que les toque la cara y no la cruz... por un rato.


Al resto solo os pido que no esperéis a que alguien escriba "en busca de la felicidad" y la lleve al cine, sino que cuando alguien pida comida (que no dinero para vicios) o la rebusca entre los cubos de basura, os saquéis del bolsillo el precio de la entrada de cine, os metáis en el primer "super" que encontréis y compréis un par de paquetes de alimentos no perecederos para que los líderes del mañana (que ya lo son de hoy) sigan comiendo.

Quiero ver películas alegres y menos tristes (y no me refiero a las que se van a ver los cines sino a las que ocurren en frente de nuestra casa, de nuestro lugar de trabajo o frente a la escuela de nuestros hijos). Películas llenas de bondad.

Alguien me ha dicho que mis post son largos... éste es corto... por necesidad... por falta de presupuesto... porque con muchas de las letras que no escribiré hoy se puede hacer alguna sopa (de letras, claro)... para que coman esta Nochevieja o Año Nuevo varios miembros de una familia.


Esto va pues dedicado a mis héroes de carne y hueso!!!. Que rebuscan en los contenedores que hay en la entrada a los grandes auditorios, donde se dan conferencias sobre liderazgo y heroicismo, dedicado para aquellos a los que nadie busca para que charlen sobre motivación porque huelen a hambre y a chasca, aunque son esos líderes que nos hacen llorar en una butaca de cine y con los que nos sentimos totalmente identificados y con los que se nos atragantan las palomitas, porque todo ser humano tiene sus miserias. Unos las exhiben por fuera pero otros las llevamos por dentro.

El futuro es de todos, nuestro y de ellos... por favor, no te comas su trozo!!!.

*****************************

PD.: Os ruego, disculpéis la calidad de las fotos pero no soy un fotógrafo profesional :-).