Translate

martes, 28 de mayo de 2013

REGRESO AL FUTURO (DEL SIGLO XVI AL XXI).


En el día de hoy, Diego, un adolescente de 2º de la ESO (equivalente a 8º de EGB), me mostraba su libro de Historia para que leyera el siguiente texto:

(Ojo al texto marcado en color rojo).

La crisis de la iglesia: Reforma y Contrarreforma.

Causas de la Reforma:

La crisis in la Iglesia fue debida al incremento de pérdida de prestigio del Papa y el clero y al abuso de poder de la Iglesia.

El Papa y el clero perdieron parte de su status de “respeto” a causa de que la mayoría del clero vivía una vida lejos de los principios espirituales que su institución representaba.

Los obispos y abades disfrutaban de una vida de lujo, más cercana al poder político que al religioso, mientras que el bajo clero tenía poca formación y no siempre tenía un comportamiento dentro de las buenas normas morales, muy habitualmente olvidando su propio voto de castidad.

El enorme poder que la Iglesia tenía sobre la sociedad en muchos aspectos de la vida creaba muchos casos de abuso de poder. La jerarquía de la Iglesia estaba formada casi exclusivamente por miembros de familias nobles. Otras posiciones eran compradas con dinero. El perdón de los pecados, también podía ser comprado con dinero, por medio de las llamadas indulgencias.

Las Reformas:

La Reforma Luterana comenzó en Alemania cuando el monje Agustiniano Martin Lutero se opuso al hecho de que el Papa León X hubiera pagado la construcción del Vaticano con dinero procedente de las indulgencias concedidas. Lutero publicó las 95 Tesis (1517) en contra del abuso del clero, siendo excomulgado por el Papa.

Una nueva doctrina había comenzado: sus principios fueron la interpretación individual de la Biblia sin sacerdotes, el rechazo a la infalibilidad del Papa, la aceptación de tan solo dos sacramentos (Eucaristía y Bautismo) y la abolición del culto a la Virgen y los Santos.  Esta nueva doctrina se extendió muy rápidamente, gracias a la reciente invención de la imprenta.

La Doctrina Calvinista fue predicada por John Calvin en Ginebra (Suiza), estaba basada en la idea de la predestinación.  De acuerdo a esa doctrina, la salvación o condena de las personas estaba predeterminada por Dios independientemente de sus actos en la Tierra. Esta doctrina se extendió ampliamente por la clase media Suiza, Países Bajos, Francia y Escocia.

Una forma diferente de Protestantismo se desarrolló en Inglaterra, donde el Rey Enrique VIII rompió su alianza con el Papa cuando su divorcio con Catalina de Aragón no fue aceptado. El Rey se convirtió en el jefe de la nueva Iglesia, llamada Iglesia Anglicana. Inicialmente sus principios no diferían mucho del Catolicismo, pero gradualmente con posterioridad se fue creando una doctrina Protestante.

La Contrarreforma Católica.

La Iglesia Católica reaccionó a estos movimientos mediante la redefinición de sí misma:

 El Concilio de Trento (1545-1563). La doctrina Católica se reafirmó y promovió con extendiendo mensajes como que solo la Iglesia puede interpretar la Biblia, la salvación se consigue a través de la fe y la devoción. El Papa es infalible; existen siete sacramentos, los santos y la virgen han de ser venerados, etc. La mayoría de las medidas fueron tomadas para incrementar la imagen de la Iglesia.

La Compañía de Jesús fue fundada por el sacerdote Vasco Ignacio de Loyola en 1540. Fue importante en la Contrarreforma porque sus miembros hicieron un voto especial de obediencia al Papa.

Al terminar, me decía: “Andrés, ¿esto no es cómo lo que pasa ahora?”.

Querido lector, no sé tú pero yo, con solo leer el texto, ya me estaba haciendo la misma pregunta que el adolescente. Más parecía que aludía a la época actual que al siglo de Oro Español (XVI).

Leyendo los párrafos marcados en rojo, parece que:

La Iglesia de aquella época fuera nuestra clase política actual y nuestros gobernantes (incluidos los actuales como los pasados).

Las Reformas Luteranas y Calvinistas se parecen mucho a las críticas, de los ciudadanos, en contra de la forma en que los políticos nos representan y se comportan.

La reacción del monarca inglés (Enrique VIII) se asemejaría a la que Artur Más está teniendo con su intento de independencia para Cataluña.

Y la Contrarreforma, bien se podría asemejar a la reacción de nuestros gobernantes actuales (y el resto de la clase política que con su silencio y des-oposición otorga) empecinados en hacer oídos sordos a las protestas de los ciudadanos denunciando soluciones drásticas y urgentes para combatir de raíz (corrupción, crisis, desempleo, etc.).

Diego, me terminó preguntando: No entiendo. ¿Pero si eran curas por qué se comportaban así?, iban en contra de las normas que marcaba la iglesia, ¿no?. Entonces, si no hacían lo que dijo Dios, estaban mintiendo ¿verdad?.

Sí, Diego, muy agudo. – pensé para mis adentros - ¿Sí son políticos por qué se comportan así?. Van en contra de los intereses y el bienestar de los que les hemos dado nuestra confianza. Están a nuestro servicio y al del estado ¿O es el estado a su servicio?. Si no cumplen con sus compromisos electorales, están mintiendo.

Hubiese preferido que Diego, hubiese escogido un texto histórico más antiguo, donde Plutarco contaba que Alejandro (el Magno) reunió a los brahmanes más famosos por su habilidad para contestar cuestiones filosóficas con sabiduría y profundidad. Donde, justamente, a uno le preguntó:

- ¿Cuál es, de las bestias, la más lista?.

- Aquella que el hombre no conoce. (El hombre teme a lo desconocido).

O bien que hubiese escogido algún párrafo que hablara sobre alguno de cualquiera de estos dos edictos del Rey Asoka. (siglo III a.c.):

Edicto VI: Asoka invitaba a sus súbditos a tratar con él todo asunto de interés público, a cualquier hora del día o de la noche y agregaba que mediante el fiel cumplimiento de sus obligaciones reales, estaba él obteniendo su propia liberación de la deuda contraída con sus congéneres.

Edicto X: Asoka declaraba que la auténtica gloria de un rey depende del progreso moral que alcanzan sus súbditos, con su ayuda.